Históricamente ha sido práctica muy común en esta época del año la entrega de presentes por parte y hacia clientes, proveedores y otros socios de negocios.

Si bien - en su esencia - la entrega o recepción de los mismos no constituye un acto indebido, debemos estar alertas ya que su uso puede ser utilizado como excusa para encubrir un acto de corrupción, fraude o la intención de influir indebidamente en quien lo recibe. Por ejemplo: 

¿Qué pasa si el regalo es un voucher, gift card u otro elemento fácilmente convertible en dinero?

¿Tu empresa tiene políticas internas definiendo los lineamientos aceptados para este tipo de presentes? 

Si las tiene, ¿fueron recordadas recientemente a los miembros de la organización, proveedores y otros terceros relevantes a través de capacitaciones o comunicaciones?

Desde Crearis Latam podemos ayudarte en su implementación y difusión para que, desde tu empresa, las fiestas no sean una excusa.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.