El CPI constituye un ranking de 180 países en base a sus niveles percibidos de corrupción en el Sector Público, clasificándolos desde 0 (muy corrupto) a 100 (muy limpio).

Los primeros lugares son ocupados por Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda con 88 puntos cada uno de ellos, siendo el último lugar ocupado por Sudán del Sur con 11 puntos.

Sus principales conclusiones:

  • Por 10mo año consecutivo, el promedio global se mantiene sin cambios en solo 43 puntos sobre 100. 
  • El promedio alcanzado por los países de América igual al promedio global en 43 puntos.
  • A pesar de múltiples compromisos, 131 países no lograron avances significativos contra la corrupción en la última década. 
  • 2 / 3  de los países tienen menos de 50 puntos, indicando graves problemas de corrupción y 27 países registran la puntuación más baja de su historia.
  • La protección de la democracia y los DDHH son cruciales en la lucha contra la corrupción. Los puntajes más altos corresponden a países que protegen las libertades civiles, siendo lo contrario en aquellos que las vulneran. 
  • La pandemia de COVID-19 también ha tenido un impacto en cada país según las medidas tomadas por cada gobierno en cuanto al respeto de las libertades básicas y el mantenimiento de la transparencia y los controles.

Se adjunta cuadro comparativo para los países de América en cuanto a su evaluación 2020-2021 en dicho ranking.

Publicación completa de TI: www.transparency.org/en/cpi/2021

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.